Todo lo quieres de inmediato ¿Verdad?, estamos en una era donde vamos más rápido y no tenemos la suficiente paciencia para hacer planes a largo plazo y en realidad deseamos tenerlo todo ¡YA!

Por: Cristina Bravo
Instagram: @cristinabravofinanzas

Todo lo quieres de inmediato ¿Verdad?, estamos en una era donde vamos más rápido y no tenemos la suficiente paciencia para hacer planes a largo plazo y en realidad deseamos tenerlo todo ¡YA!

Para esto el mercado financiero se nos presenta como la mejor alternativa para alcanzar y disfrutar inmediatamente nuestros sueños y proyectos, como puede ser unas vacaciones, la casa de los sueños o la compra de un vehículo, por lo que buscamos opciones como los créditos.


¿Te has dado cuenta que esa rapidez en la toma de decisiones financieras puede traerte dolores de cabeza?, yo he encontrado que sí, y más cuando no se cuenta con un plan para efectuar correctamente los pagos a tiempo y sin remordimiento. Así que quiero a través de este blog contarte que ¡hay una manera de planear correctamente la solicitud y disfrute de un crédito! teniendo siempre presente que estos son herramientas que al ser bien utilizados pueden ser nuestros aliados a la hora de conseguir todo eso que tanto anhelamos.


Con estas 5 claves que verás a continuación podrás ordenar tus ideas, generar correctamente la solicitud de tu crédito y, sobre todo, vas a poder experimentar una tranquilidad a la hora de generar los pagos oportunos:


1. Elabora una lista de todos tus ingresos y gastos


Pensarás que es un poco lógico, pero es el paso que menos se realiza antes de generar la solicitud de un crédito, pues la mayoría de veces nos dejamos llevar por la emoción de querer tenerlo todo de forma inmediata, así que hacemos cálculos mentales, pero estos en realidad NO SON EXACTOS y por el contrario lo que nos generan es una mala toma de decisiones.


Te recomiendo tomar lápiz, papel, calculadora y realizar tu presupuesto, siendo muy honesto contigo e indicando mensualmente cuánto te ingresa y cuánto te gastas, luego de tener estos datos debes de restarlos y el resultado que te dé es lo que “te sobra” o incluso “lo que te falta” mes a mes y es la base para tener una idea de cuál sería la posible cuota que podrías pagar al momento de un crédito o si definitivamente no es el momento para solicitarlo.


2. Genera una lista de los nuevos gastos que traerá tu adquisición


Este es un paso muy importante porque te va a llevar a hacer consciencia de lo que viene a futuro cuando tengas lo que has deseado. Te pondré un ejemplo para que te quede más claro.


Si deseas solicitar un crédito para compra de vehículo, entonces debes tener en cuenta los gastos adicionales como son: gasolina, impuestos, revisiones vehiculares, pago de semaforización, soat, etc.


Es importante que entiendas que estos gastos deberán estar incluidos en tu nuevo presupuesto y debes estar seguro que podrás costearlos, recuerda, no es solo pensar en la cuota mensual del crédito, sino lo que adicional deberás tener en cuenta mes a mes para que se pueda disfrutar lo adquirido.


3. Averigua todo sobre el crédito


Nos han vendido la idea de que el mundo financiero es muy difícil de entender, pero en realidad es solo hacer las preguntas correctas y saber qué es lo que se desea. Te invito siempre a solicitar como mínimo la siguiente información:

  • ¿Cuánto sería la cuota? Recuerda que al haber realizado el punto uno y dos podrás ver si te alcanza para hacer los pagos con tranquilidad.
  • ¿Qué tasa de interés vas a tener en el crédito? y si esta es fija o variable.
    Si es variable recuerda que mes a mes la cuota no será igual.
  • ¿Puedes realizar abonos a capital y cómo es el procedimiento para hacerlo?
    Si puedes hacer abonos al capital recuerda que podrás pagar en menos tiempo y menos intereses.
  • ¿Cuánto tiempo durará el crédito? A mayor tiempo, mayor pago de intereses.
  • ¿Qué tipos de seguros se deben de pagar? (casi nunca son tenidos en cuenta a la hora de saber la cuota final del crédito). Es importante que entiendas que tu cuota se basa en Capital + intereses + seguros.
  • ¿El crédito tiene algún tipo de subsidio? (algunos de vivienda lo tienen)


Con estas preguntas podrás tener claridad del crédito y tomar decisiones más asertivas.

4. Analiza toda la información

Cuando ya tengas la información del crédito, te aconsejo que siempre analices nuevamente todo, y si se te genera alguna duda adicional o no entiendes algo, recurre a un experto o al asesor que te está apoyando en el proceso, trata al máximo de no quedar con ninguna duda. Luego verifica si en realidad podrás costear los pagos mensuales, que sí sea un crédito que es necesario hacer y, sobre todo, revisa que lo estés haciendo de forma consciente y no desde una emoción o presión social, pues eres tú quién al final va a llevar a cabo esta nueva responsabilidad.


Si ya revisaste todo y sientes que estás tomando la decisión correcta, ¡adelante! Ya puedes comenzar el proceso con la entidad.

5. Crea un plan para pagar más rápido

Muy pocas personas llegan a este punto, lo más normal es que el crédito sea desembolsado y tú pagues mes a mes la cuota que se te impuso y no generes alternativas para que se pueda terminar más rápido, lo que te llevaría a pagar menos intereses.


Te invito a que generes una estrategia que te permita hacer abonos a capital de forma periódica a tu crédito, logrando minimizar tiempo y pago de intereses. Algunas opciones están en revisar tus planes de celular o de internet y bajarlos para que el dinero que te ahorres lo dispongas a abonar al capital. Recuerda que todo suma.

Así que el mundo puede ir muy rápido, pero tu hoy aprendiste a tomar una pausa y ejecutar estas 5 claves previo a realizar cualquier decisión con respecto a la solicitud de un crédito, lo cual te va a brindar tranquilidad financiera. Te espero pronto en otro artículo para que sigamos educándonos y tomando decisiones más asertivas.


#SoyFonemaSoyFinanzas
#ConFonemaMeEducoFinancieramente